Masaje con cuencos tibetanos

Masaje con cuencos tibetanos

El sonido de los cuencos aumenta y expande la energía por todo el cuerpo.

Está demostrado que el sonido de los cuencos tiene la capacidad de cambiar nuestras ondas cerebrales, el latido del corazón y la respiración. Esto se conoce como “resonancia forzada”. La explicación radica en  que el sonido más potente de un objeto, tiene la capacidad de cambiar el ritmo de otro, menos potente, forzando la sincronización de ambos.

Son instrumentos hechos artesanalmente con una aleación de metales. Al frotarlos o golpearlos producen sonidos vibracionales que  armonizan nuestros desequilibrios. Su vibración nos provoca placer, calma y relajación.  Se usan como apoyo en meditaciones y rituales energéticos. Somos energía y vibración, y estamos en movimiento en mayor o menor medida. De ahí, el uso extensivo de estos cuencos como complemento a terapias naturales. 

También aportan múltiples beneficios a la hora de dar y/o recibir un masaje.  Los cuencos se colocan alrededor del cuerpo yy se hacen sonar, a fin de que su vibración relaje al paciente.  Todo ello ha de hacerse con tacto y delicadeza para que la persona se deje llevar por el sonido.  

Cabe destacar que con el masaje con cuencos, se trabaja sobre el equilibrio entre ambos hemisferios cerebrales. .Por esta razón, es ideal para personas muy racionales o estresadas mentalmente. Con la vibración de los cuentos, se liberan memorias y creencias adquiridas, que nos llevan a repetir nocivos patrones de comportamiento.

Resulta imprescindible incidir en que el masaje con cuencos tibetanos tienen un efecto sanador y curativo en la persona que lo recibe.

Entre sus beneficios destacan:

  • Aumenta autoestima.
  • Mejorar  capacidad para aprender.
  • Ayuda a trabajar adicciones.
  • Tranquiliza la mente y reduce los miedos.
  • Ayuda a visualizar metas y logros.
  • Mejora la memoria, concentración y creatividad.
  • Equilibra los chacras.
  • Liberta tensiones musculares
  • Aumenta defensas

Expande tu energía en Vitalea Bienestar.