LAS MEJORES RUTINAS PARA PERDER PESO SIN MOVERSE DEL SALÓN

EN CASA. Sin usar más material que nuestro cuerpo o, como mucho, una banda elástica o un par de mancuernas, se pueden ejecutar tablas muy sencillas con las que tonificar todos los músculos. Los abdominales isométricos, las flexiones y las sentadillas son tres ejercicios muy eficaces y fáciles de ejecutar. Para quemar calorías, nada mejor que los hiit (entrenamientos interválicos de alta intensidad). Breves y superfectivos, sólo tienen una pega: al ser tan explosivos, sólo son aptos para personas con una buena condición física previa.

EN LA CALLE "Tanto caminar como desplazarnos en bicicleta por la ciudad cumplen a la perfección con el objetivo de un trabajo de mejora de resistencia y capacidad aeróbica. Sin embargo, el consumo calórico -tan ansiado en esta época posvacacional- es mayor encima de la bici que a pie, siempre y cuando comparemos mismas distancias e intensidades", detalla Luis Maicas, coordinador deportivo y de innovación tecnológica de Freedom And Flow Company. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) deberíamos andar "un mínimo de 150 minutos semanales -si lo hacemos a una intensidad moderada- o 75, si lo realizamos de una forma vigorosa e ir aumentando el tiempo progresivamente hasta los 300", añade.

 

EN EL PARQUE. "Patinar y correr son dos opciones perfectas para ejercitarse al aire libre, aunque muy diferentes. La carrera tiene una fase de vuelo -y de impacto- de la que nos libramos sobre los patines, que además implican un consumo calórico superior. Al patinar, por otro lado, gozamos de momentos de descanso con la inercia en llano o cuesta abajo", apunta el experto de Freedom And Flow Company.

 

EN LA OFICINA. Dar pequeños paseos cada hora, subir escaleras y realizar abdominales hipopresivos puede cambiarnos la vida en nuestro puesto de trabajo. "Al subir escaleras, hacemos trabajar a nuestro corazón y movilizamos cuádriceps y glúteos. Para incrementar la intensidad del trabajo, se pueden combinar series más rápidas con otras más lentas", aconseja Victor E. Sánchez, entrenador personal.

EN EL GIMNASIO. "El éxito de cualquier actividad dependerá de un factor clave: contar con el asesoramiento de un entrenador que nos diseñe el plan adecuado a nuestras necesidades. Más allá del trabajo de fuerza que se realice en la sala, clases colectivas como las de 'cardio box' nos permitirán quemar entre 700 y 1.000 calorías en una hora", asegura el preparador físico Víctor E. Sánchez.

Artículo extraído de El Mundo ZEN