ASMA Y HOMEOPATÍA

ASMA Y HOMEOPATÍA

La homeopatía es muy eficaz para curar el asma ya que actúa sobre el fondo de la persona, ayudando a una activación, regulación  y curación natural del propio organismo.

El asma es una afección que se caracteriza por un aumento de la sensibilidad en la tráquea y los bronquios frente a diversos estímulos, que llevan a un estrechamiento de las vías respiratorias y a mayor secreción y acumulación  de moco . Se produce entonces una crisis de asma con clara dificultad para respirar, a menudo asociado a una  tos característica  y a  los llamados  “ pitos”

La bronquiolitis es una enfermedad aguda  viral  que afecta sobre todo a lactantes de 2 a 6 meses  caracterizada por obstrucción  de la pequeña vía aérea, manifestándose  como un cuadro agudo de  dificultad respiratoria  que cursa también con pitos o sibilancias .Entre el 2 y el 5% de los niños menores de 12 meses   requiere hospitalización y la mitad de los niños  que sufren  bronquiolitis  tendrá episodios posteriores  de sibilancias recurrentes  o asma  en los meses/años siguientes

Tanto la bronquiolitis  como  el Asma  se beneficiarían  sin duda alguna de los medicamentos  homeopáticos  .

Estos tipos  de medicamentos  son   empleados  por millones de personas  en diferentes continentes y han sido utilizados durante mas  de 200 años con resultados muy favorables.

En la  bronquiolitis y  el asma   la homeopatía  tiene gran aceptación al proporcionar no solo una mejoría  rápida , sino un  restablecimiento integral de manera suave , duradero y permanente

Varios estudios demuestran  que el uso de  terapias unicistas  ( solo un medicamento de acuerdo al tipo constitucional)   y/o sintomáticas  para  la prevención  y el tratamiento del asma infantil, además de minimizar las crisis  y disminuir las recidivas ,   disminuye  el numero de ingresos hospitalarios y las ausencias  a la guardería  o escuelas.

Por numerosos autores se concluye que para la prevención del asma, el tratamiento homeopático es mas eficaz y barato que el convencional. Aunque ambas terapias en algunos pacientes pueden complementarse armónicamente .